Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Reportaje |

Diario de viaje: Día III con Las Leonas

LaLiga4Sports y la selección femenina de voleibol nos vamos juntos a Rennes para descubrir cómo es una concentración al más alto nivel desde dentro.

La lluvia ha llegado a Francia. Se confirma la noticia de que todas aquellas que se olvidaron el chubasquero lo van a lamentar, aunque a grandes males grandes remedios. La ventaja de tener un centro comercial al lado es que puedes recorrerlo por dentro, a buen ritmo, paso ligero, sin mojarte. Hay que soltar las piernas antes del partido contra Azerbaijan. Marcan el ritmo Esther y Juan, Pascual intercambia impresiones con las capitanas, los niños que juegan a un billar gigante con los pies contemplan cómo un grupo de chicas se para delante. Alguna hace amago de entrar a jugar, pero la simple duda provoca que pierdan la cabeza del paseo. Parece ser que hemos estado rodeados de tiendas, lo que se dice verlas...

Llueve, ahora de verdad. La vuelta casi es al trote, al cuartel general en el que se ha convertido la sala 'Broceliande', como el mítico bosque francés. En realidad eso me lo acaba de enseñar 'Google', resulta que es un bosque muy famoso en Francia que está al oeste de Rennes. Para nosotros es la salita de la izquierda, donde desayunamos, comemos, merendamos y cenamos. También es sala de vídeo, tiene un proyector. O sala de estiramientos, así lo ha decidido Esther, que ha provocado las risas de más de una con nuevos ejercicios. Siempre se puede innovar, aunque sea dentro de las mismas cuatro paredes.

Es momento de risas, aunque duran poco. Llega la hora de ponerse serios, de ver las jugadas del partido contra Francia. Unas hablan, explican, rebaten. Otras callan, asienten, reconocen errores. También hay mezcla de las dos situaciones, reconocer y rebatir. "¿Qué habría que haber hecho aquí? ¿Qué hicimos mal?". Las más valientes contestan. Repasado el encuentro de Francia, toca recordar el partido contra Azerbaijan de hace una semana. Para buscar la misma hazaña, pelear a los "monstruos". 

Esta vez nadie se salta la merienda, que en horario español bien podría ser una comida tardía (son las 16:00). Hoy el reto es mayúsculo. Azerbaijan ya está clasificada para la final de la Liga Europea. No ha perdido ningún partido y cualquier concesión se paga caro. Son torres (a lo alto y a lo ancho, por si aún no ha quedado claro). Las Leonas son altas, pero estar a la altura de las rivales son palabras mayores. Y sin embargo no van a intentar algo que no hayan hecho antes. Ya en la pista, antes de los himnos todo está listo. Esta vez el calentamiento es mucho más serio. Concentradas.

Empieza bien España, con un 0-3. Pero cuando el rival se pone por delante, las de Pascual Saurín sufren para remontar y acaban perdiendo 25-14. Segundo asalto, nueva oportunidad y cerca están de aprovecharla. De hecho, las españolas aguantan por delante en el marcador hasta el 12-11. Son capaces de igualar a 17 y a 18, pero el segundo set también es azerí por 25-19. La alegría llega en el tercero. Siempre por delante, con una gran Mila, esta vez no dan pie a la remontada y las Leonas se llevan el set 14-25. Como hace una semana, España consigue volver a ganarle un set a Azerbaijan. Reaccionan las azerbaiyanas en el cuarto. Se ponen por delante y no frenan hasta que alcanzan los 25 puntos. 25-17. Final del partido.

Un espontáneo salta a la pista. En sus manos una bandera de España. Junto a él, dos niñas pequeñas con un rotulador. Una por una, mientras estiran, las doce van firmando esa bandera. No será el único recuerdo que se lleven. Quizás estemos ante unas estrellas del voleibol que en un futuro contarán que vieron jugar a las Leonas y que tuvieron una gran profesora particular en Mabi, que antes de irse a la ducha les da un par de consejos. Tras estirar, las españolas dejan la cancha pero no abandonan el pabellón. Juegan Francia y Montenegro y en un rincón de la grada se sienta un grupo con polo rojo y bandera de España en el pecho que permanece inmune a los ánimos del público local. Nadie sabe con quién van, si con Francia o Montenegro. En realidad con ningunas. Las doce observan lo que les espera mañana. Dice Pascual que "Montenegro es nuestra final. Nos tenemos que ir de aquí con una victoria y esa es la que vamos a buscar mañana". Con el marcador empate a uno, las españolas abandonan el pabellón para volver al hotel. Hay que seguir el plan y la orden es ir a cenar y descansar. Aún queda un partido de Liga Europea. 

La concentración sigue, esa palabra que quién la inventase seguro que pensó en el doble sentido. Hay que estarlo hasta el final, sin olvidar dónde estamos, aunque eso a veces es difícil entre tanto viaje. Es muy fácil perder el día del calendario o el país en el que estamos, menos mal que las fotos de César de los 'Japos' sirven de testimonio. La cena acaba y mientras, Montenegro se vuelve a adelantar en el marcador (aunque acaban ganando las francesas por 2-3). El hotel está en silencio, aún no han regresado ninguna de las dos selecciones. El cansancio va pesando, pero queda el último esfuerzo. O como dice Pascual, queda la victoria. 

Las imágenes del día III.

© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Reportaje |

El futuro del voley playa entrena en Lorca

Tres chicas y cuatro chicos forman la Concentración Permanente de Tecnificación de Voley Playa, donde viven y entrenan con un sueño claro: los Juegos Olímpicos.

Ver más noticiasCargando...