Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Actualidad |

El entrenamiento invisible en el Centro de Alto Rendimiento

La nutrición es una de las áreas en la que más énfasis hacen los deportistas que residen en la Residencia Blume de Madrid.

La alimentación incide directamente sobre la capacidad del rendimiento deportivo, la recuperación tras el esfuerzo y la sensación de fatiga, así como en la disminución de la aparición de lesiones. Los deportistas son responsables de la correcta elección de aquellos alimentos más convenientes para proteger su salud y obtener el máximo rendimiento. Por tanto, la importancia de contar con una oferta de restauración equilibrada y ajustada a las necesidades de cada deportista es un elemento fundamental de los servicios puestos a disposición de los usuarios de un Centro de Alto Rendimiento Deportivo. Desde la Unidad de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte del CAR de Madrid, dirigida por Nieves Palacios,  se fijan las directrices para la elaboración de los menús que se ofrecen en la Residencia Joaquín Blume con el fin de responder a las distintas necesidades los deportistas.

Estudio y corrección de los hábitos alimenticios de los deportistas

Con el fin de poder establecer un plan óptimo de hábitos nutricionales para cada deportista, desde la  Unidad de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte se realiza un reconocimiento médico específico. "A la historia nutricional completa se suma una encuesta de hábitos de alimentación. Además, cuando existe o se detecta algún problema, se les solicita que amplíen esta encuesta con un informe diario de comidas durante un periodo de tiempo determinado”, explica Nieves Palacios.

Mediante la realización de dos pruebas específicas: la bioimpedanciometría, que recoge información sobre la composición corporal (porcentaje de grasa, de musculatura y variaciones de agua corporal); y la densitometría ósea, prueba que mide la cantidad de calcio y otros tipos de minerales, se puede establecer tanto un diagnóstico del peso óptimo recomendado como prevenir la osteoporosis y reducir el riesgo de fracturas. 

La exploración física atiende tanto al peso habitual como al peso en periodo de competición, sin olvidar el grado de satisfacción de cada deportista en relación con su peso. Por otra parte, la interpretación analítica completa permite detectar la existencia tanto de carencias nutricionales como la aparición de parámetros inadecuados y, en consecuencia, establecer tratamientos para solucionar estos problemas. Según todos los resultados obtenidos se elabora un informe específico con las recomendaciones individualizadas para cada deportista.

Más allá de las recomendaciones generales válidas para todos los deportistas de alta competición, para la doctora Nieves Palacios, jefa del Servicio de la Unidad de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte, cada deportista requiere de una dieta individualizada.

 

© - LaLiga4Sports - Año 2017

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...