Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Actualidad |

El Gran Capitán deja la selección una década y media después

El ceutí Guillermo Molina cierra su participación internacional con un oro, una plata y un bronce mundial.

Tan sólo le ha faltado una medalla olímpica como guinda de su laureadísimo palmarés internacional. El ceutí Guillermo Molina ha dicho adiós a la selección española de waterpolo después de 15 años de fidelidad al equipo nacional. Un oro, una plata y un bronce mundial y un broce europeo son los principales resultados de un Molina que con tan sólo 17 años ya subía a lo más alto del podio en el Mundial de Fukuoka 2001 y que colgaba el gorro tras la séptima plaza conseguida hace unas semanas en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, los cuartos de su carrera, en los que "haber conseguido una medalla hubiese sido la ostia".  

Guillermo fue uno de los jugadores más destacados del equipo de Gabi Hernández en la última cita olímpica, especialmente en el apartado anotador, donde consiguió 19 tantos y reconoce que "me sabría mal si no me quedara con la conciencia tranquila. Sé que lo he dado todo y he ganado mucho, por lo que estoy contento". Aun así, el ceutí afirma que "fue una pena tener que cruzarnos con Serbia, pero así es la competición". Precisamente un equipo balcánico se ha convertido en la bestia negra de los españoles en los Juegos en los que ha tomado parte el ceutí: en Atenas 2004 (Serbia y Montenegro, 9-7), Pekin 2008 (Serbia, 9-5), Londres 2012 (Montenegro, 11-9) y ahora en la ciudad carioca.

Molina dejó su ciudad natal con tan sólo 13 años para luchar por convertirse en uno de los mejores waterpolistas del mundo, y así ha sido. Después de pasar por el Mediterráneo de Málaga, donde recaló en 1997, llegó al Club Natació Barcelona en 1999, donde estuvo hasta 2007 con el único impasse de una temporada en el Pescara italiano. Después de su marcha del CNB, se instaló en el país transalpino, donde ha jugado en el Brescia, el Florentia y el mejor equipo de las últimas décadas, el Pro Recco de Génova, conjunto por el que ha firmado para las tres próximas campañas y donde con casi toda seguridad pondrá el punto final a su carrera deportiva.

Precisamente Molina reconoce que se ve "más entrenando a la selección de Italia que a la de España", ya que su vínculo con ese país no se limita únicamente a haber jugado los últimos nueve Scudettos o haber ganado una Champions con el Pro Recco, sino que también porque "mis hijos y mi mujer son de allí, he vivido los últimos años de mi vida en ese país y no me veo marchándome a otro sitio". Allí, una vez acabada su carrera, podría iniciar su futuro en el waterpolo como entrenador, algo que reconoce que "me encantaría, para poder enseñar todo lo que he aprendido" del deporte de su vida.

 

© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Actualidad |

Vuelve Mireia Belmonte

La nadadora española regresa a la competición tras los Juegos de Río y lo hace con tres oros en el Trofeo Alejandro López.

Ver más noticiasCargando...