Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Reportaje |

El primer oro después de naufragar

Iker Martínez y Xabi Fernández lograron el oro en '49er' en Atenas 04'.

Si hay un deporte olímpico por excelencia en España, es la vela. La modalidad que más medallas ha otorgado a nuestro país en los Juegos (19). Pese a ello, el éxito no siempre ha acompañado a un deporte que en Sidney 2000 se quedó sin subir al cajón en ninguna disciplina.

Por eso, en los Juegos de Atenas que tuvieron lugar en 2004, nuestros regatistas tenían más presión y ganas de demostrar que lo de Sidney fue un accidente. Y las ganas se transformaron en medallas. Natalia Vía-Dufresne y Sandra Azón en '470' y Rafael Trujillo en 'Finn' abrieron la lata con sendas medallas de plata, pero fueron Iker Martínez y Xabi Fernández los que remataron la faena subiéndose a lo más alto del podio en 49er. Definitivamente, Sidney quedaba en el olvido. 

Los dos regatistas españoles se habían asegurado el podio antes de la última jornada de competición, y aún así, no variaron su rutina porque querían la más bonita de todas las medallas: la de oro. Se bajaron del barco, lo llevaron a tierra y lo limpiaron y revisaron como cada día. Ni los 9 puntos de ventaja sobre Ucrania y los 11 sobre Gran Bretaña les sacarían de su objetivo. Ya habría tiempo de celebrar. 

Habían sufrido mucho durante todo el ciclo olimpico como para que un despiste les hiciera perder un oro que estaba en su mano. Xabi sufrió una rotura fibrilar en el bíceps del brazo derecho apenas un año antes de salir a navegar en aguas griegas, mientras que Iker se había roto el quinto metacarpiano de un dedo de la mano derecha. Ambas lesiones trastocaron sus planes, pero les hicieron más fuertes, y, ante la oportunidad de su vida, lo demostrarían. 

Necesitaban acabar la última regata en décima posición para lograr el oro. Tuvieron una carrera tranquila, que controlaron en todo momento para acabar siendo séptimos. Ahora sí, podían celebrarlo. El dúo español, por aquel entonces vigente campeón del mundo de la categoría, estuvo acompañado en el podio por Ucrania, medalla de plata, y Gran Bretaña, bronce. 

© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...