Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Actualidad |

"La gente se olvida de que los árbitros también somos deportistas"

Hablamos con Alhambra Nievas, candidata, por segundo año consecutivo, a mejor árbitro del año en los World Rugby Awards 2016.

Reconoce que no ha sido igual que hace un año: "El año pasado pensé que era una broma. Esta vez tampoco me esperaba la nominación, pero el impacto ha sido menor". Alhambra Nievas ha sido nominadapor segundo año consecutivo, a mejor árbitro de rugby del año. También están nominados el francés Jerome Garcés y dos sudafricanos, Jaco Peyper y Rasta Rasivhenge, aunque reconoce que cree que lo ganará Rasta: "Se lo merece, lleva una carrera muy buena en rugby7 y es un broche de oro ahora que se va a centrar en el 15". Una nominación que le llega en el año en el que el rugby ha sido, por primera vez, deporte olímpico. En Río estuvo Alhambra, donde además pitó la final femenina: "Tengo muchos momentos para recordar, soy afortunada, pero me quedo con la final de los Juegos Olímpicos. Es la guinda, el final a mucho sacrificio o trabajo". Mucho sacrificio que comenzó cuando una universitaria de Telecomunicaciones descubrió el rugby.

"Yo era deportista, había hecho fútbol, fútbol sala, tenis, voleibol, kárate... Pero no conocía la existencia del rugby hasta que llegué a la universidad". Empezó con 19 años y fue escalando: "me impliqué mucho". Tanto, que llegó a la selección andaluza y después a la española. Hasta que una jugadora le pidió que le echara una mano para arbitrar un partido de niñas: "no tenía ninguna aspiración, mi prioridad era jugar, pero me empezó a picar el gusanillo". En 2012 decidió cambiar su posición en el campo y aceptó el silbato de manera definitiva. 

A día de hoy, es la única mujer nominada al premio a mejor árbitro del año, pero el camino no ha sido fácil. "Hace años, cuando empezaba, llegué a salir entre lágrimas de un partido. Pero afortunadamente las cosas han cambiado para bien". Tan bien, que en Río el rugby 7 fue por primera vez olímpico y Alhambra Nievas pitó la final femenina. "Para el rugby era muy importante estar en los Juegos. Yo no me había fijado ningún objetivo. El partido más importante es el primero, después el segundo... y la final fue una consecuencia. Fue una satisfacción muy grande por poder representar a España ya que no estaban las chicas". Pero acabaron los Juegos y Alhambra tiene un nuevo reto.

El 19 de noviembre, el estadio de Anoeta acogerá un test match entre Tonga y Estados Unidos. En la banda, Alhambra Nievas será la primera asistente. Por primera vez, una mujer formará parte de un equipo de jueces de un test match masculino. Antes, el 13 de noviembre acudirá a la entrega del premio de World Rugby. Entre medias, seguirá entrenando, compaginando el rugby 7 con el 15: "La gente se olvida de que somos deportistas. Los árbitros tenemos mucha presión porque queremos hacerlo bien y no queremos afectar al resultado. Es una manera de competir diferente, pero no dejamos de rendir al máximo". Es Alhambra Nievas, un año más, entre los mejores árbitros del mundo. 

© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...