Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Actualidad |

Las herederas de Maider Unda

Eugenia Bustabad y Marina Rueda encabezan una generación de luchadoras que sueña con volver a representar a España en unos Juegos Olímpicos.

Sueñan, como todos los deportistas que residen en la Residencia Joaquín Blume de Madrid, con representar a España en unos Juegos Olímpicos. Saben que es difícil, pero no imposible, ya que trabajan para ello sobre el tapiz en el que Maider Unda preparó los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en los que consiguió una histórica medalla de bronce

En un deporte con poca tradición en España, las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento de la capital acogen la evolución de varias decenas de luchadores que se entrenan en dos agotadoras sesiones diarias, amén de compaginar la práctica deportiva en los estudios o el terreno laboral. Dos de ellas son Eugenia Bustabad y Marina Rueda. Canaria y andaluza respectivamente, dejaron atrás sus familias para convertirse en Deportistas de Alto Nivel (DAN).

"Desde los 14-15 años, la Federación Española quería contar conmigo, pero mis padres me dijeron que primero tenía que acabar mis estudios de bachiller. En ese momento me vine a entrenar a Madrid y a estudiar Enfermería", apunta Eugenia Bustabad, que ocho años después ya sabe lo que es competir internacionalmente y haber acabado una carrera. "Soy una luchadora bastante fuerte y muy exigente conmigo misma aunque gestiono bastante bien la presión y los nervios. Si tengo que destacar una cualidad mía sería la fuerza", indica una deportista que espera que este 2016 sea uno de los años más importantes de su carrera. "Mi sueño es estar en unos Juegos Olímpicos, pero más a corto plazo me gustaría disputar los Juegos Mediterráneos que son en España. Me haría mucha ilsuión que viniera toda mi familia a verme"

También sabe lo que es acabar una carrera Marina Rueda, que encontró en la lucha lo que otros deportes no le aportaban. "Había probado un montón de deportes pero ninguno me enganchaba, hasta que probé la lucha. Me encanta competir y desde el principio se me dio bien", afirma la carmonesa, que tiene claro qué hace a su deporte especial. "Todo el mundo piensa que la lucha es un deporte agresivo pero aquí no hay golpes. Es todo muy técnico y completo. Aconsejo a la gente a probarlo". Al contrario de lo que pueda parecer, en palabras de la sevillana, para ser un luchador de éxito la fuerza no es lo más importante. "Un luchador tiene que ser muy completo. Hay que atacar en el momento exacto, saber adelantarse al contrario... En definitiva, ser listo"

Ellas dos no son las únicas. Habitualmente comparten entrenamientos con María Marcos, María Blanco, María Casado, Estefanía Ramírez o Aintzane Gorria, entre otras. Y más abajo todavía, el futuro también ilusiona, después del bronce de Raquel Rama en los Campeonatos del Mundo Cadete de este mismo año. Maider Unda es el último gran nombre de la lucha española, pero solo de momento. 

© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Actualidad |

Llega el Campeonato Mediterráneo de lucha

La competición, que celebra su 6ª edición, reunirá a los mejores luchadores españoles en el Pabellón Exterior del Consejo Superior de Deportes.

Ver más noticiasCargando...

Multimedia

Ver más Cargando...