Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Actualidad |

Mario Mola, campeón del Mundo

Mario Mola y Fernando Alarza, campeón y bronce del Mundo después de una prueba final que pasará a la historia por la imagen protagonizada por los hermanos Brownlee.

"No es la manera en la que me gustaría ganar un Campeonato del Mundo, estaba contra la pared", quizás estas sea la mejor manera de empezar a explicar lo que ha sucedido en Cozumel. Son las palabras de Mario Mola tras ganar el Mundial, su primer título, ese del que lleva detrás un par de años, con dos subcampeonatos. El titular es que lo ha ganado, que Mario es el heredero de Gómez Noya, que el triatlón español sigue dominando el podio Mundial. No sólo con Mario, también ha subido al podio Fernando Alarza. Pero dejarlo aquí sería dejar sin contar una de las imágenes que pasará a la historia no sólo del triatlón, sino del deporte en general.

Dos hermanos, los Brownlee, dos británicos contra la Triarmada. Alistair y Jonathan. En Cozumel era el día del segundo, el que quería evitar que Mario Mola se hiciese con el primer título Mundial. Jonathan y Mario, Mola y Brownlee se jugarían el título. Cozumel, última prueba del año de las Series Mundiales. Mario Mola tenía en su mano proclamarse campeón. En año olímpico, sin Gómez Noya ni Alistair Brownlee compitiendo por las Series Mundiales, Mario decidió apostar por todo. Por las Series Mundiales y por los Juegos Olímpicos. Por demostrar que no sólo era el heredero de Gómez Noya en el triatlón nacional sino que también podía heredar el cetro Mundial. Pero seguro que en ninguna de las visualizaciones de la carrera el mallorquí había podido imaginar un desenlace como el que fue.

La natación no es el fuerte de Mario, pero apenas perdió 20 segundos con la cabeza. No era mucho, pero las malas noticias empezaron a llegar sobre la bicicleta. Cuando se bajó de ella, la distancia con los Brownlee y Schoeman era de 1'31''. Necesitaba una remontada épica. Pero en la cabeza, Jonathan se vio líder y comenzó a tirar. Hasta que de pronto, a falta de 200 metros, cuando el británico sólo tenía que llegar a la meta como campeón, algo pasó. Se empezó a tambalear, a correr de lado a lado. Las piernas no le respondían, apenas tenía expresión en la cara y, de pronto, Jonathan Brownlee se paró. Le asistió una persona de la organización que evitó que se fuese al suelo, pero rápidamente llegó Alistair al rescate. Schoeman aprovechó para ganar la carrera, pero el protagonismo lo tenían los Brownlee. Alistair agarró a Jonathan, puso su brazo sobre su hombro y obligó a su hermano pequeño a correr hasta la línea de meta. Al llegar, le empujó, para que fuera segundo. Alistair sería tercero, pero no iba a ser suficiente.

Apareció Mario, que demostró que corriendo no tiene rival. Fue quinto, salían las cuentas. Con Jonathan abandonando la línea de meta en camilla, Mario Mola culminó una gran temporada con el título Mundial. Quizás no era la manera en la que había soñado, pero era el resultado del trabajo de toda la temporada. Campeón en Abu Dhabi, Mooloolaba, Gold Coast, Yokohama y Hamburgo, cuarto en Cape Town, segundo en Edmonton y quinto en Cozumel, además de Diploma Olímpico en Río con una octava plaza. Campeón del Mundo. Será difícil olvidar la imagen de los hermanos Brownlee, pero siempre la recordaremos como el día que el triatlón coronó a Mario Mola como campeón del Mundo.

Pero más allá de Mario y de los Brownlee, si el triatlón español sigue al frente de la clasificación mundial es también por Fernando Alarza. Sin hacer ruido, conquistando Cape Town en una carrera que nunca olvidará, con su novena plaza en Cozumel aseguró el podio. La incógnita era la posición. Tenía la tercera plaza prácticamente asegurada pero de pronto, por el final de carrera de los Brownlee, se abrió la puerta del subcampeonato. Todo pasaba por la decisión de la Federación Internacional de descalificar o no a Jonathan. Finalmente no descalificaron al británico, por lo que Fernando fue tercero. Otra vez, dos españoles en el podio Mundial en una carrera inolvidable.

© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...