Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Reportaje |

Pascual Saurín, una vida sinónimo de voleibol

Lleva tres años al frente de la selección femenina con la que ahora afronta el objetivo de clasificarse para el Europeo, conocemos a Pascual Saurín, el jugador que siempre llevó un entrenador dentro.

Con doce años, Pascual Saurín empezó a jugar al balonvolea, un deporte del que nunca había oído hablar. Con 49 es el seleccionador femenino de voleibol, después de haberse recorrido las canchas de España primero como jugador y después como entrenador. Al frente de la selección femenina tiene un reto, conseguir regresar al Campeonato de Europa. El objetivo pasa por el Preuropeo de Francia y Bélgica, donde las dos anfitrionas, Bosnia-Herzegovina y España comparten objetivo. El primer clasificado logrará la plaza, el segundo tendrá opción de repesca contra el segundo del otro grupo. Es el objetivo de España y de Pascual Saurín, una vida sinónimo de voleibol. 

Empezó a jugar "de rebote. Mi primer contacto con el deporte fue con el fútbol, pero era un chaval grande y veía que no me llenaba mucho. Jugamos un partido, nos metieron doce o trece goles y yo ni jugué, no es que me importara, pero veía que no era mi sitio. Y de repente el profesor de mi colegio dijo: vamos a hacer un equipo de balonvolea, cuando nosotros ni sabíamos lo que era eso. Pero como era grande me dijeron que si quería jugar y acepté. Mi primer contacto con el voley fueron dos troncos de árbol atados por una cuerda. Y como fuimos progresando, nos hicieron una pista de cemento al aire libre". Eso fue en Abanillas, el pueblo de Murcia donde Pascual llegó con 5 años. Había nacido en Aviñón (Francia), donde trabajaba su padre, y recuerda que al llegar a España sólo hablaba francés. 

Aprendió español y aprendió voleibol: "Lo más especial para mí fue que ese pueblo de 2.000 habitantes jugó contra el Real Madrid de voley, eso nos marcó mucho". Aquel primer equipo consiguió que el voleibol se convirtiese en el deporte oficial del pueblo, con ligas escolares, con afición en los patios. Pero a los 16 años Pascual cambió Murcia por Palma, su primer contrato, le hicieron ficha profesional en Son Omar y comenzó una carrera que desarrolló entre Mallorca, Málaga, Andorra, Canarias y Almería. En total, como jugador ganó cinco ligas y siete Copas del Rey. Hasta que con 29 se pasó al banquillo, en el que nunca se ha sentado. Mantiene la costumbre que inició de niño, dar instrucciones siempre de pie, como cuando regresaba al pueblo de las concentraciones nacionales y enseñaba a sus compañeros lo que allí había aprendido. El entrenador del equipo del colegio en realidad era un entrenador de baloncesto. Pascual, el jugador estrella, ya apuntaba maneras.

Aún jugaría un año más de líbero en Cartagena, pero ya había decidido dejar las canchas por su familia. Con dos hijos, quería poder establecerse en Murcia de manera definitiva. Dio entonces el saltó a los banquillos animado por un entrenador de Almería: "Hay un curso de entrenador nacional y tú como eres jugador internacional puedes hacer directamente el nivel 3". Quiso seguir vinculado a su pasión, ya le habían ofrecido entrenar a un equipo femenino cadete y aceptó. Durante tres años entrenó al Voley Murcia femenino. Después estuvo otros tres al frente del Escáner Universidad Politécnica de Cartagena masculino, un año en el CV Intempo Abanilla, otro en el CV Alicante 2000 y cuatro en el Grupo 2002 Murcia. Al frente del equipo femenino consiguió tres ligas, tres Copas de la Reina y dos Supercopas. Volvió a Mallorca para entrenar al Oxidoc Palma, consiguió ascender con el UCAM voley Murcia y ganó la Copa Princesa, hasta que decidió marcharse fuera a entrenar al Dauphines Charleroi, donde ha entrenado las tres últimos años. 

Su vida ha sido siempre alrededor de Murcia, junto a su familia. De 2000 a 2005 estuvo de segundo de Paco Hervás en la masculina, repitió experiencia en 2011 y 2012, también como técnico asistente de Hervás, pero esta vez en la femenina donde es, desde octubre de 2013, el seleccionador. Su nuevo destino será Soria, donde será el encargado de llevar la Concentración Permanente, pero eso será cuando regrese del Preuropeo. Conseguir la plaza es el reto que tiene Pascual Saurín para un selección que quiere volver a codearse con las mejores de Europa. 

© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Actualidad |

Maratón de partidos en la Superliga Femenina

Desde este sábado hasta el próximo, los equipos de la máxima categoría femenina de voleibol disputarán tres jornadas claves para definir quiénes se clasificarán para la Copa de la Reina.

Actualidad |

Duelos directos en lo alto de la tabla

C'an Ventura Palma y CV Teruel protagonizan el partidazo de la jornada entre tercero y cuarto de la Superliga Masculina.

Ver más noticiasCargando...