Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Actualidad |

Ángel López, de Río al MIR

En el mes de agosto, Ángel López fue uno de los capitanes del rugby7 en los Juegos Olímpicos; cinco meses después se presentará al MIR donde busca sacar una plaza para oftalmología en Madrid.

El 28 de enero, 13.439 graduados en Medicina se examinarán del MIR. Entre los 13.439, un olímpico español buscará terminar una carrera que comenzó hace más de seis años, cuando eligió empezar Medicina en la Universidad Complutense de Madrid. En los Juegos Olímpicos de Río 2016 logró un sueño. Tras el MIR de 2016, Ángel López espera abrir una nueva etapa de su vida en la que el jugador de rugby y estudiante de Medicina den paso al Dr. López Jr., oftalmólogo, como sus padres.

"El rugby me ha ayudado mucho a afrontar el MIR", confiesa Ángel a LaLiga4Sports, en plena cuenta atrás para el examen: "Hasta abril del año pasado no tuvimos el primer torneo importante. Es una sensación parecida, porque estuvimos entrenando sin ver los torneos cerca y ahora el estudio ha empezado hace meses sin ver el examen cerca. Cuando se acercan las fechas empiezas a dudar de si lo has hecho bien y de si vas bien preparado, pero lo que no hayas hecho en ese tiempo es difícil de arreglar. La gran diferencia es que en el rugby iba en equipo y en esto estoy solo, pero al igual que en el rugby en un día te lo juegas todo".

Quiere ser oftalmólogo, una vocación familiar: "Mis padres son oftalmólogos y su vida me gusta, siempre es algo que he tenido en la cabeza y voy a por ello". Lo hace, siguiendo su lema, al 100%: "Organizando y aprovechando el tiempo. Como yo digo, "lo que sea, pero al 100%". Si estás estudiando solo preocúpate por eso y olvídate del resto, mientras que si estás jugando al rugby olvídate de la medicina. Tengo suerte de que soy capaz de concentrarme". Ha conseguido sacar la carrera a curso por año, en los seis marcados en el plan. Solo tiene palabras de agradecimiento para los profesores de la Universidad Complutense de Madrid, a los que desde el principio explicaba su particular situación: "les contaba que jugaba en la selección, me han cambiado fechas de exámenes y me han puesto facilidades".

Sus apuntes viajaron con él a Fiji, pero fue la última vez que los cogió. Al volver, hizo el último examen de la carrera y se centró en el rugby, en lograr la clasificación olímpica y en disputar los primeros Juegos de la selección. A nivel deportivo, sus peores momentos fueron las lesiones, aunque "visto con perspectiva, me lesioné un par de años en abril-mayo, así que me vino bien para estudiar". A nivel de estudios, en segundo de carrera aprendió una lección que le acompañó los cuatro años restantes: "Suspendí una asignatura, cuando empecé a estar en serio con la selección y tenía que compaginar todo. A mi favor diré que le quedó a 100 de 120, pero no es excusa, porque a mí me quedó. A raíz de eso vas aprendiendo. Muchas veces dices: quiero ser alguien normal y hacer otras cosas, pero en segundo aprendí que si no conseguía aprobar todas no era feliz y acordarme de eso me ha servido para no dejarlo".

Su prioridad siempre han sido los estudios: "Tengo claro que antes renunciaría al rugby que a los estudios. El año pasado rechacé el plan del rugby en agosto. Nos lo mandaron pero era pasar todo el año fuera de Madrid y no quería perder un año de estudio. Pero me llamaron para la pretemporada y salió un planning diferente y dije que sí. Y después llegamos a los Juegos y encima lo hice como uno de los capitanes, así que nunca hay que abandonar. Hay que intentarlo, estudiar lo que puedas, porque nunca sabes si el examen va a ser fácil. Siempre hay que intentarlo". 

A los que deportistas que están estudiando les recuerda que: "de verdad se puede. Somos varios los que lo hemos compaginado. Está Miriam Casillas, de triatlón, Irene Rodríguez, atleta... Se puede y merece la pena acabar la carrera. Miras atrás y te sientes orgulloso de ti mismo y lo que has hecho. Animo a todo el mundo a que estudie y que haga todo a tope porque se puede, porque ser olímpico se acaba". Su carrera como deportista está cerca de terminar: "En febrero me he comprometido con el Alcobendas, pero de la selección no sabemos nada, no sabemos qué pasará este año. El año que viene, si me sale bien el MIR, empezaría en mayo y sería el fin de mi carrera. He vivido mucho, me da mucha pena, pero hay que hacerlo. Cuando empecé con 14 años en Irlanda si me dicen que voy a jugar los Juegos Olímpicos y acabar lleno de barro les diría que ese no soy yo. No son solo los Juegos, es todo lo que hemos vivido juntos, el camino para llegar hasta allí es lo que te llevas".

Como le dijo un amigo: "La final de verdad era la de Samoa". Eso es lo que queda, el MIR, un examen, la final contra Samoa. 

© - LaLiga4Sports - Año 2017

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...