Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Entrevista |

"Después de Río perdí una motivación que he vuelto a encontrar"

Ángela Pumariega volverá a competir en 470 junto a Sofía Toro.

Los últimos días han sido muy movidos para Ángela Pumariega, después de hacer público que competirá junto a Sofía Toro en la clase 470, en la que intentarán volver a disputar unos Juegos Olímpicos como ya hicieron en Londres, donde se hicieron con el oro junto a Tamara Echegoyen. Entre tanto ajetreo, Ángela atiende nuestra llamada después de terminar su jornada laboral. "Mis días deberían tener 48 horas, porque no llego a todo lo que quiero hacer. Cuando estoy en casa en Gijón trabajo en la logística de la empresa familiar, que se dedica al reciclaje, en la que llevo ocho años. Está claro que en deportes minoritarios como el nuestro tienes que tener un plan B en tu vida. El año pasado terminé un Máster y ahora estoy centrada en el trabajo. Se hace todo más fácil cuando estoy en competición porque al final estoy centrada al 100% en las regatas. Si no, entre fisio, gimnasio, visitas, entrevistas, trabajo...¡No paro!", apunta la asturiana, a la que por su tono de voz imaginamos siempre con una sonrisa al otro lado del teléfono. 

Esa ilusión que desprenden sus palabras se debe, en gran parte, a la llamada que hace unos meses cambió su panorama. Al otro lado del teléfono estaba Sofía Toro, que tenía planes para ellas: volver a navegar juntas"Al principio no me lo creía, porque al terminar el ciclo para Río las dos estuvimos buscando tripulantes. Hacer toda una campaña olímpica durante cuatro años es muy difícil porque son cuatro años al máximo nivel compatibilizándolo con tu vida. Sofía y yo hicimos por separado el Campeonato de España en octubre. Después me preguntó si iba a Palamós pero le dije que no tenía triupalnte, así que me escribió por si nos juntábamos. Una semana después me llamó y ya vi que iba en serio. Me hacía ilusión pese a la incertidumbre por la falta de peso que tengo para ejercer de tripulante, pero me apetecía navegar con Sofía. Antes de tomar la decisión, fui a Galicia para que probáramos. Me encantó volver a navegar con ella y fue mejor de lo que pensaba al no haber ido nunca de tripulante y al trapecio. Después de Río había perdido una motivación que he vuelto a encontrar". Desde entonces, no han parado

La tarea es complicada. Volver a encontrar las sensaciones al máximo nivel siempre es complicado, y que Ángela nunca haya sido triuplante le añade un extra de dificultad a su misión. "Durante los primeros días estuvimos viendo un montón de vídeos para asimilar todas las maniobras como tripulante. Yo las tengo en la cabeza desde el punto de vista de la patrona, así que ahora tengo que exteriorizarlas y que me salgan. Al principio íbamos despacito (como Luis Fonsi). Le pedí a Sofía que hiciéramos todo lento para que me diera tiempo a reaccionar en las maniobras. Tendremos que hacerlas mil veces para interiorizarlas y que salgan". 

Después de un tiempo de adaptación trabajando solas en Galicia, Ángela y Sofía viajaron hasta Barcelona para probarse junto al equipo nacional allí concentrado. "Estamos mejor de lo que pensaba. Cuando compitamos con más barcos en regatas internacionales se notarán más las diferencias, pero nos hemos visto rápidas. Todavía tenemos muchos fallos de maniobras y después de un tiempo paradas necesitamos horas para volver a coger el ritmo. Llevamos dos meses juntas y estamos a un nivel aceptable, nos queda mucho trabajo en el barco y acercarnos más a los equipos nacionales". Un equipo en el que falta por decidirse una plaza para entrar en la estructura de la Federación. "Veo a Silvia Mas y Paula Barceló como las más fuertes para hacerse con ella"

Las biografías de Ángela y Sofía siempre estarán unidas después de su medalla de oro en Match Race en los Juegos Olímpicos de Londres junto a Tamara Echegoyen. Sin embargo, se vieron obligadas a dejar de navegar juntas cuando su categoría desapareció, aunque el destino haya vuelto a unir a la gallega y la asturiana. "Fue un poco triste tener que separarnos las tres después de un momento tan bonito. Sofía y yo fuimos rivales porque nuestras características nos llevaban a las dos a ser patronas. Ha sido muy curioso ser rivales y luego volver a formar parte de un mismo. Cuando desapareció nuestra categoría de los Juegos Olímpicos fue una pena y supuso un reto muy ambicioso el hecho de intentar ser olímpico en una categoría nueva. Estuvimos muy cerca de lograrlo y evidentemente duele, pero para mi es un gran orgullo haber peleado por estar en unos Juegos en una categoría nueva y haber estado cerca de lograrlo", indica. Ahora empieza un nuevo reto y otro largo camino con destino Tokio 2020. 

© - LaLiga4Sports - Año 2017

Últimas Noticias

Sport Business |

Las becas Be Talent y el entrenamiento mental

Las becas Be Talent son un programa de entrenamiento mental puesto en marcha por la coach deportiva Mónica Pascual dirigido a deportistas y equipos de alto rendimiento.

Ver más noticiasCargando...