Noticias

Reportaje |

Cástor Fantoba, una vida dedicada a volar

El piloto navarro es uno de los mejores del mundo en la espectacular modalidad de Vuelo Acrobático.

Hay profesiones y profesiones. Los que ejercen las menos comunes las viven, pese a todo, instalados en una asombrosa normalidad. Es el caso de Cástor Fantoba (Pamplona, 1966), que enumera con naturalidad su extenso currículum: "Ingeniero Técnico Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid, comandante de línea aérea - calificado en Boeing 737, 757 y 767 -, piloto de extinción de incendios, instructor de vuelo e integrante del equipo español de vuelo acrobático desde 1999". Toma. 

Se autodefine como aviador, "una persona que disfruta volando", y su carrera daría para hacer un serial. Por eso le proponemos centrarnos en la parte menos común de su "rutina". ¿Por qué te adentras en este mundo? "Creo que siempre estuve dentro, aunque en cada época de mi vida en la medida en la que yo podía estar. De niño leyendo mucho, montando maquetas, cohetes, y según fui creciendo, descubrí que mi pasión era el vuelo". Y focalizó su pasión en el deporte de alta competición. "Mi educación estaba basada en el deporte. Y yo no entiendo el deporte sin competir. Debes ser mejor que el de al lado, que el de tu ciudad, que los de tu país… Mi primer entrenador, Vytas Lapenas, era como un oráculo. Tenía frases para grabar en piedra. Hay dos que siempre recuerdo: “no hay limites” y “puedes ser el mejor y nunca ganar el mundo”. La primera es fundamental, pero la segunda te hace mantener la cabeza fría toda tu vida, da igual lo bueno que te creas o que seas".

El Vuelo Acrobático es una disciplina en la que se prima la precisión y la geometría. Cada competición consta de una serie de programas que deben realizarse delante de unos jueces que los puntúan. La dificultad añadida está en ejecutar esos programas cuando los has conocido con sólo unas horas de antelación. "Eso es lo más difícil. No podemos entranarlos antes. Si extiendes esto en un periodo de díez días, en los que vuelas cuatro programas, verás que el otro gran problema es el estrés", apunta Castoba.

En el deporte de alta competición el entrenamiento es esencial; y en el vuelo acrobático no es una excepción. "Como en cualquier deporte, una buena condición física es indispensable. Luego nuestra preparación física la adecuamos cada uno en función a nuestras preferencias y disponibilidad. Ten en cuenta que no somos profesionales: tenemos que trabajar para financiar nuestro entrenamientos, competiciones… No podemos tener un preparador físico que nos siga por todo el mundo mientras trabajamos. Nos preparamos fisicamente en solitario".

Cástor Fantoba es miembro del equipo Bravo3 Repsol y entre sus muchos títulos destacan seis títulos de campeón de España, dos bronces mundiales y un campeonato de Europa. El piloto navarro asegura, además, que nuestro país es una de las potencias del Vuelo Acrobático mundial. "Yo personalmente he tenido la gran fortuna de que Repsol se interesara en el Vuelo Acrobático hace ya cinco años. El apoyo de una compañía tan relacionada con la competición ha sido fundamental para situar a nuestro país entre las potencias del Vuelo Acrobático de máximo nivel. Sin su colaboración, hubiese sido prácticamente imposible lograr el Europeo y los dos bronces en los Mundiales de Clásico y de Freestyle".

Fantoba ya prepara sus próximos objetivos. A corto plazo, está inmerso en los entrenamientos para el Europeo de agosto en el que intentará revalidar el título de 2014. A medio plazo, sueña con crear una escuela que forme la próxima generación de pilotos acrobáticos españoles. Por si fuera poco, trabaja paralelamente como vicepresidente de la Federación Internacional de Vuelo Acrobático con la que espera impulsar este deporte para hacerlo más "cercano, rentable y profesionalizado".

Va a seguir volando siempre, porque así lo asegura, y a la pregunta de si puede cuantificar el riesgo presente en su deporte Cástor se sincera: "el mismo que en cualquier deporte de motor. Bien es cierto que aquí el mantenimiento de la máquina es exhaustivo, y rara vez tenemos problemas mecánicos por esta razón, pero también tengo que reconocer que aquí no podemos pararnos en el arcén si tenemos un problema. Por ello, el entrenamiento y la disciplina son fundamentales". Y el talento. Y el suyo es enorme.




© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.

Multimedia

Ver más Cargando...