Noticias

Actualidad |

Las Guerreras alcanzan la segunda fase fieles a su estilo

La selección femenina de balonmano superó a Eslovenia por una renta de 12 goles demostrando todas sus virtudes.

Cuando a alguien le dan el apodo de #Guerreras está claro que es por algo. Si en el deporte de alto nivel nadie regala nada, mucho menos los elogios. Y partidos como el de este jueves ante Eslovenia explican por qué a la selección femenina de balonmano se las conoce de esta manera.

Nos ponemos en situación. El Campeonato de Europa de Suecia no había comenzado como querían las pupilas de Jorge Dueñas. Dos derrotas ante las anfitrionas y ante Serbia las dejaban contra las cuerdas, con la clasificación a segunda ronda harto complicada. Pero no lo suficiente para ellas, que necesitaban ganar a Eslovenia y hacerlo por una ventaja de cinco goles o más ante una de las sensaciones del campeonato. Y sin su capitana, Marta Mangué, que, lesionada, tuvo que dejar su puesto en el equipo a Patricia Elorza. 

Y después de dos párrafos entramos en materia. Sin duda, a estas alturas las Guerreras ya nos abrían barrido de la pista, pero a nosotros, que siempre estamos con ellas, seguro que nos perdonan el despiste. Con quien no tuvieron piedad fue con las eslovenas, a las que borraron del partido en un inicio sólido en defensa y mágico en ataque. Después de ocho minutos de juego, los cinco goles de renta que necesitaba el equipo español ya estaban de su lado en el casillero (6-1). 

Ser Guerrera es "compromiso, sacrificio, lucha", Macarena Aguilar dixit. Cuando las Guerreras tienen flow, pueden ganar a cualquiera. También es de Macarena. Y en el partido que las podía dejar muy tocadas mostraron el compromiso, el sacrificio, la lucha, y además sacaron el flow. Hasta el minuto 16, las eslovenas fueron incapaces de marcar en ataque posicional. Silvia Navarro apenas había recogido dos balones de su portería, ambos encajados desde la línea de siete metros. Desde la portería, Silvia, que detuvo 8 de 13 lanzamientos en la primera mitad, lanzó a su equipo, que se fue al descanso con nueve goles de ventaja tras un siete metros detenido por Darly Zoqbi y un latigazo de Nerea Pena que dejaban el marcador en 14-5. 

Las eslovenas no entregaron la toalla, e iniciaron la segunda parte con un 0-3 de parcial, que unido a una exclusión de Carmen Martín dejaba la situación más complicada de lo que era apenas cinco minutos atrás. Pero volvió a aparecer el flow de las Guerreras, con Silvia Navarro en portería y con dos goles de Eli Chávez y Macarena Aguilar que hacían esteril la superioridad rival (2-2 y +7 para España). A las españolas, sin embargo, las costó devolver al electrónico los 9 goles de renta que llevaban al descanso. Pero cuando lo lograron, transcurridos 16 minutos de la reanudación, se volvieron imparables. 

Porque cuando sonríen lo son. Y si se lo pasan bien sobre el 40x20, sonríen. Con las eslovenas volcadas, las de Jorge Dueñas siguieron concentradas en defensa para dejar volar a sus extremos, con Amaya González y Marta López culminando contragolpes y Macarena Aguilar y Nerea Pena haciendo daño cuando los ataques eran estáticos. Y así, hasta el final, que llegó con el marcador en 30-18.

© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.