Noticias

Actualidad |

Maialen Chourraut, un descenso de oro

La vasca, bronce en Londres 2012, se convierte en la primera piragüista española en proclamarse campeona olímpica.

Levantó los brazos, se tocó el casco, no dejó de sonreír. Gritaba. Maialen Chourraut no sabía ni qué hacer. La concentración de antes del descenso había dado paso a la euforia. No lo tenía fácil, sus rivales habían comenzado muy fuertes. Pero Maialen no dejó que la pudiese la presión. En realidad, en Río Maialen ha demostrado que la ilusión puede más que la presión. 

Se saltó una puerta en las series, se jugaba su presencia en las semifinales en el segundo descenso. Cumplió. En semifinales hizo el tercer mejor tiempo. En la final, antes que ella sólo había descensos casi perfectos. No le importó. Puerta a puerta las fue superando. Concentrada, sin caer en penalizaciones. Los parciales invitaban al optimismo, la ponían primera. Cuando cruzó la línea de meta el 98.65 final le hizo estallar de felicidad. Lo había conseguido, ya tenía la medalla olímpica.

No le pudo la presión, sí a sus rivales. Con un tiempo de 98.65, por delante de la neozelandesa Luuka Jones (101.82) y de la australiana Jessica Fox (102.49), Maialen se ha proclamado campeona olímpica. En 2012 ganó una medalla de bronce. Ya hizo algo único, primera medalla para el piragüismo español en aguas bravas. Al año siguiente fue madre, son las alegrías las que nunca vienen solas. Con su niña y con su kayak, Maialen Chourraut siguió compitiendo, afrontando un nuevo ciclo olímpico. Quería estar en Río, en sus terceros Juegos Olímpicos. Porque en su cabeza sólo estaba la medalla olímpica. Lo ha conseguido, por Ane, su hija, que al acabar miraba cómo su madre le indicaba un 1 con el dedo. Sí Ane, tu madre es la mejor, es de oro, es campeona olímpica. 

© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.