Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

Actualidad |

Pekín empezó a forjar una leyenda

La selección masculina de balonmano logró la medalla de bronce en los Juegos de 2008 tras superar en la final de consolación a la todopoderosa Croacia.

Cuando un grupo de rubios con apellidos terminados en -sson (Stefansson, Gudjonsson, Sigurdsson, Gunnardsson y compañía) apartaron a la selección española masculina de balonmano de la final de los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008, todo parecía perdido. Los hombres de Juan Carlos Pastos habían llegado tarde a una semifinal que afrontaban con ilusión y que empezaron perdiendo 0-5. Pese a que lograron recuperarse y llevar el marcador hasta el 9-9, el inicio fue el preludio de lo que acabaría pasando. Islandia se impuso por 30-36 y se aseguraba una medalla, dejando a los españoles la lucha por un bronce que deberían arrebatar a Croacia, por entonces campeona olímpica y que contaba en sus filas con algunos de los mejores jugadores de la historia de este deporte. 

Venio Losert, Domagoj Duvnjak, Igor Vori, Petar Metlicic, o, como no, el mago Ivano Balic, separaban a los Hispanos de un nuevo metal olímpico. Después de los bronces logrados en Atlanta y Sidney, la empresa era harto complicada, pero los españoles no estaban dispuestos a que la despedida de David Barrufet fuera con derrota. Porque era la última competición de un portero de leyenda, que se despidió por todo lo alto (o casi). Los hombres de Juan Carlos Pastor superaron 35-29 a Croacia, con Carlos Prieto y Juanín García como puntas de lanza para lograr el tercer bronce de la historia de nuestro balonmano. 

Allí empezó a crearse en torno al grupo la leyenda de equipo aguerrido, que nunca se rendía. Aunque fueron los siguientes torneos los que acabaron confirmando el espíritu hispano, creado desde una defensa ante la que se han atascado las mejores selecciones del planeta, Pekín fue la génesis de todo. Esa selección que aunaba la experiencia de los Barrufet, Carlos Prieto. Demetrio Lozano, David Davis o Juanín García entre otros, con las ganas e ilusión de jugadores que han llegado a ganarlo todo a nivel de selecciones como Albert Rocas, Raúl Entrerríos o Víctor Tomás, marcó un camino que ha caracterizado a nuestro balonmano. Pekín empezó a forjar una leyenda. La de los 'Hispanos'. 

© - LaLiga4Sports - Año 2016

Últimas Noticias

Actualidad |

Los Hispanos conquistan Europa

La selección española de balonmano ha conquistado el Campeonato de Europa 2018 tras superar a Suecia en la final.

Ver más noticiasCargando...
.